FANDOM


Esta página pertenece a la Negropedia.


Liturgia ancestral, iniciada en la escalera de incendios de la 5ª Planta y extendida posteriormente a todas las terrazas y ventanas consistente en el lanzamiento de Globos de agua, globos normales llenos de agua, Bolsas del Canal de Isabel II y, una vez degenerado, casi cualquier objeto líquido total o parcialmente.

Modo defender el castilloEditar

El lanzamiento se produce desde una posición estática situada en el interior del mayor.

Normas básicasEditar

  • Se intentará en todo momento mantener el anonimato tanto personal como de posición. Preferiblemente viste ropa oscura.
  • Se seleccionará a la víctima de entre mujeres jóvenes, preferiblemente en grupo, con cara de residir en algún mayor. Y, a ser posible, que no porten nada rompible. Tras la feminización tambien se puede optar por hombre de las mismas características.
  • El objeto contundente será lo menos contundente posible, evitando en la mayoría de los casos celo y superposiciones de globos.
  • Los proyectiles deberás traerlos tu, no puedes ir a la guerra y que allí te presten un arma
  • Debe primar el trabajo en grupo a la guerra individual: Si sabes atar: ata, si sabes hinchar: hincha y si no sabes tirar: ¡No tires!.
  • Si el enemico te ataca, y encima desde una posición inferior, no te achantes, un yogur al fin y al cabo fue líquido en algún momento.
  • Si el enemigo, confundido por el ataque, se esconde en tus narices: es el momento, ataca con todo lo que tengas. ¡Y si chilla mejor!
  • Si Juanjo te increpa desde abajo, no le tires un globo, corre y refugiate en tu cuarto, y a ser posible haz como si estudiases.
  • Muy importante, aúnque sientas la tentación, no dejes caer cubos llenos de agua sobre la casa de Juanjo. Ni siquiera gritando ¡¡Juanjo, neng!!

Consecuencias de la GlobolizaciónEditar

  • Como mínimo se te habrán mojado las manos y al menos una pernera del pantalón.
  • Si ha sido una batalla numerosa en asistentes, es posible que el suelo de la terraza y de la y 4ª Planta estén mojados y resbaladizos.
  • Si no has seguido las normas al pie de la letra es posible que:
    • En el mejor de los casos una maciza suba a quejarse directamente a la planta.
    • En el peor de los casos un calvo con gafas le ponga una denuncia al colegio, con la consecuente charla de Góngora.

Consecuencias lúdicasEditar

Esto era más propio de las habitaciones antiguas. Una guerra poco fructífera podía desencadenar una batalla entre y 4ª Planta o detro de la misma 5ª Planta con Bolsas del Canal de Isabel II, a cubazos o con la manguera de incendios directamente. Estas batallas pueden desencadenar en auténticos tsunamis por los pasillos procedentes de containers llenos de agua, pilotados por víctimas de anteriores ataques con ánimo de venganza.

También puede suceder que tengas exceso de proyectiles hinchados y decidas tirarlos a la gente del patio que esté ociando y/o jugando al ping pong, a la terraza del Chami si están en una Rave o directamente a las ventanas abiertas.

Modo cuerpo expedicionarioEditar

Un grupo de colegiales (tan pequeño o grande como se quiera) se interna en las enrevesadas callejuelas de la zona de residencias femeninas portando los globos en bolsas y mochilas, ya totalmente preparados para lanzar. La táctica a seguir es tipo guerra de guerrillas; llegar, golpear y huir.

Objetivos especialmente suculentos son la residencia de la campana, la Asunción y la de las americanas.

Modo batalla campalEditar

Nuestro campo de batalla particular, la avenida Juan XXIII, ha visto muchas noches de violencia acuosa. Habitualmente, los grandes encontronazos entre fuerzas armadas con globos de diferentes colegios mayores se producen en junio, cuando el calor y el estrés se unen para crear noches únicas.

Cabe destacar la gigantesca batalla a globazos entre el Loyola y un cuerpo combinado de Negro y Chami en junio de 2003, en la que intervino la policía. Situaciones como éstas a veces son modestamente recogidas por la prensa de los días siguientes. En esta épica batalla, las "fuerzas aliadas" se defendían de las viles ordas de loyolos sedientas de sangre y de sus huevos y yogures, armados con las bolsas de agua provistas por el canal de Isabel II.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.