FANDOM


Esta página pertenece a la Negropedia.


Situado en la zona del colegio que da al Chami, antiguamente sólo había unos pocos coches y normalmente de segunda mano. Que un colegial tuviera coche propio era todo un acontecimiento y hacía que tuviera muchos más amigos a los que llevar a sitios y muchos más botellones que recoger en el supermercado.

Tras la reforma y la posterior subida de precios de la cuota, el parking del Negro comenzó a crecer exponencialmente en cantidad y calidad de vehículos.

Actualmente, se ha llegado a un punto crítico en el que hay tantos Mercedes y BMW que no caben todos los coches de los colegiales motorizados, viéndose obligados a aparcar en la calle.

Mítico incendioEditar

Se dice que hace aproximadamente un solana, hubo una noche en la que colegiales del Chami se infiltraron en el parking del Negro, provocando un incendio de gran magnitud que quemó gran parte de los coches allí estacionados.

Nunca se supo si la intención real era esa o simplemente se les fue de las manos alguna bromilla menor...


Explicación real del mítico incendioEditar

La realidad es que fue por el día, no por la noche. El incendio se originó en el césped de la piscina del Chami, supuestamente por una colilla. De aquella el párking del Negro estaba separado de la piscina del Chami por unos árboles; los árboles estaban bastante secos porque estábamos en junio, de hecho ese día era San Juan (sic), por lo que empezaron a arder. El primero en darse cuenta fue el hijo de Quite, que salía con un extintor a intentar apagar las pequeñas llamas que en ese momento había, de repente salió una llamarada enorme, un árbol empezó a arder y el fuego se extendió rápidamente.

En ese momento empezó el jaleo, empezaron a arder los primeros coches, entre ellos un A3 nuevecito, y se evacuó el colegio. Todo el mundo salió por la entrada principal, en vez de por las escaleras de incendio, se rompió el cristal de la manguera que hay (o había) enfrente de la pecera para sacarla y apagar el fuego; la manguera explotó y se llenó toda la entrada de agua... Todo funcionando bien, vamos.

Al rato estaba (casi) todo el colegio en el aparcamiento viendo como ardían los coches. Aquel día aprendimos que los coches no explotan al arder como en las películas. Cuando ya había ardido casi todo, llegaron los bomberos, que además de tardar cerca de una hora en llegar, no pudieron meter el camión porque no podían maniobrar para entrar en el aparcamiento.

Dentro del colegio solo se quemaron los calzoncillos de un colegial, que los había dejado secando en su ventana; menos mal, porque visto lo visto, si el incendio se hubiera propagado al colegio no se sabe qué habría pasado viendo las medidas que se tomaron. Varios colegiales estaban en ese momento durmiendo (las 5 de la tarde...), no se enteraron de nada y no fueron evacuados.

8 años después el responsable del incendio sigue en libertad...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.