FANDOM


Esta página pertenece a la Negropedia.


Siniestro y recóndido lugar del mayor, al que asisten asiduamente todos aquellos que anhelan perder el tiempo sintiendo que hacen algo productivo. Asímismo, es el lugar de reunión de la cúpula suprema del ocio, donde nacen de la mano de Álex "ocioman" Carreras un sinfín de proyectos, ideas y empresas, permiten a un sinfín de colegiales y excolegiales suspender año tras año sin sentir que pierden su tiempo.
Sala de estudio

La sala como siempre, mucho papel, poco estudiante.

Sorprendentemente, hace años se encontraba situado junto a Kite's. Cuando el traslado del bar eliminó la excusa de no poder estudiar por el ruido, la llegada del Aula de informática y los constantes paseos hacia ella para "mirar el correo" sacaron a la luz una gran verdad: La sala de estudio es un lugar que rezuma ganas de ociar.

En los dos últimos años, se ha convertido además, en lugar frecuentado por féminas, con lo que se ha visto atenuado su aura de engorilamiento, antes perpetua, dando lugar a otra más... académica (sux).

En este sentido, la Sala de Estudio era hasta la aparición de las susodichas uno de los lugares de liberación de los instintos más naturales de los colegiales. Así, estruendosos eructos emanaban del interior de éstos ante la indiferencia de los allí presentes. También las flatulencias formaban parte de la idiosincrasia de la Sala: el emisor del meteorismo, tras la expulsión, acostumbraba a mirar al auditorio con perplejidad, como diciendo: ¿Qué ha sido eso?. Algunos llegaron a desarrollar asombrosas técnicas de disimulo. En definitiva costumbres que se han perdido y que ahora no están tan bien vistas como antaño.

Era costumbre antes de la Feminización el castigar a los más hueveadores rellenando el pequeño hueco que queda en las sillas de plástico con un poco de agua de tal forma que, si el usuario de esa silla no se percataba del asunto, como castigo se le mojaba el culo. Cabe decir que si no cambiabas la silla tras caer en la trampa, podría suceder que volvieras a sentarte en el charco al día siguiente, o simplemente tras subir a cambiarte para contuniar tu estudio. A esta forma de castigo se la denominó más tarde como "Encharcamiento del puesto de trabajo" durante la redacción de la 'constitución de la sala de estudio'.

Como nota final, en los últimos meses, desde el Ministerio de Educación ha partido la propuesta de ley, de cambiarle su nombre a Aula de Hueveo, y nombrar presidente honorífico de la misma a Álex Carreras, y presidente en funciones a Marcos, para que pueda encerrar en algún lugar a su harén privado.

Grandes Momentos de la SalaEditar

  • Concursos de tirar bolas de papel a la papelera. Si algún participante no encestaba ninguna bola, era nombrado por el resto como "El más tonto del mundo". Si alguno metía todas significaba que en ese cuatrimestre aprobaría todas las asignaturas (inclusive a las que no se presentara).
  • Coloquios a partir de las 3am, ante la angustiosa espera del desayuno de las 4:30 (Mientras Abdalah sigue viendo la tele).
  • Realización de una maqueta arquitectónica de sillas. Llegaron a colocarse más de 15 sillas sobre dos. Con estrepitoso final.
  • La mañana que la sala de estudio amaneció totalmente empapelada con una sentencia clara: "LOLA X CERDEÑO X LOLA"
  • Cuando Tascón le tiró una naranja a Valerón y ésta estalló sobre sus apuntes.
  • Cuando Santocildes tiró, a modo de protesta al sonar un móvil en la sala (cuando los demás simplemente chasqueábamos la lengua o tirábamos el boli contra los apuntes), una silla contra las estanterías acristaladas del fondo.
  • El día que Curro y Albarices se dejaron notita tras notita a cada cual más romántica.
  • Las sillas de agua y las sufridas víctimas (Igal, champion master).
  • El día que Barca bajó a estudiar (cuenta la leyenda). El auditorio no pudo contenerse y rompió en un multitudinario aplauso (siempre según la leyenda).
  • El día que Juanvi, Palas y Ricky Ortega jugaron al fútbol con una silla.
  • Cuando Martín estuvo a punto de morir aplastado por una ventana que se descolgó de pronto, menos mal que siempre estaba hablando con alguien sentado tras él, si hubiera estado estudiando las consecuencias podrían haber sido fatales. Aun así, Susana le ofreció asesoramiento legal por si quería sacar tajada del percance.
  • Cuando al día después Vitonto arregló dicha ventana con cinta adhesiva (tras mirar un rato pensativo) y permaneció así un año.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.